Ruta por el río Dílar con niños

Las rutas ya no son lo que eran, nada de elegir senderos montañosos que nos pongan a prueba y saquen lo mejor de nosotros mismos. Las altas cumbres de las sierras de Granada tendrán que esperar unos años a que nuestra pequeña Emma pueda seguir nuestro ritmo. Mientras tanto, nuestras botas recorrerán caminos más llanos, senderos más fáciles y veredas menos empinadas.

El otoño es mi estación favorita para salir a caminar y, realmente no hace falta hacer grandes rutas para disfrutar de un maravilloso paisaje de otoño lleno de colores ocres y naranjas. Los tonos anaranjados de las hojas de los árboles se confunden con las hojas rojas de las hiedras y los marrones tostados de las hojas del suelo, un abanico cromático que despierta los sentidos y estimula la mente.

El frío mañanero nos esperaba junto al río Dílar en esta mañana de sábado, dónde nos habíamos juntado dos familias con niños para hacer una pequeña caminata y salir a la aventura para desconectar mente y cuerpo de la rutina diaria.

El madrugón era inevitable, sobre todo si vas a caminar con niños pequeños, en primer lugar porque suelen madrugar por costumbre y en segundo lugar, porque necesitas llevar media casa encima por si, … por si tiene hambre, por si se hace caca, por si tiene sed, por si se mancha, por si … Los preparativos son mucho más concienzudos cuando tienes que hacer cualquier tipo de actividad con un bebé. Pañales, ropa de repuesto, chupete…UPS! Se nos ha olvidado coger el chupete…volvemos a por él? En esta ocasión, no volvimos. Y aún así, con todos los preparativos pensados minuciosamente, te aseguro que algo te hará falta que no lleves, no falla.

Comenzamos a caminar a las 11 de la mañana, las dos familias muy animadas e ilusionadas de poder hacer una pequeña caminata juntas después de varios intentos frustrados por la fiebre y el resfriado de los más pequeños del grupo. Hoy, por fin, nos hemos podido juntar y pasar una estupenda mañana de sábado caminando entre pinares, chopos y mimbres, junto al río, disfrutando de un paisaje magnífico y de un día de sol estupendo.

Abriendo camino nuestros benjamines, mientras que el bebé iba cómodamente sentado en su portabebé especialmente comprado para hacer rutas y caminatas con ella. No es fácil caminar con niños pequeños. Se paran a coger piedras, palos y cualquier cosa que llame su atención, lanzan piñas y piedras al río, corren de repente hacía el lado contrario de la marcha, quieren parar a descansar o simplemente andan cruzándose entre tus pies. Pero andar con ellos también es gratificante. Descubres cascadas, árboles caídos formando puentes naturales sobre el camino o imaginas grandes aventuras entre el bosque donde los palos se convierten en pistolas o martillos y las piñas en pelotas.

Desde luego, lo que es seguro, es que haciendo el camino con niños no te aburres. Tienes que improvisar un cambiador sobre un roca, comer el bocadillo sentados sobre un rama partida o subir las cuestas corriendo fingiendo una carrera.

Tras varios metros andando sobre camino de carril de fácil recorrido, el sendero se convierte en un camino estrecho abovedado entre la maleza con charcos y agua y, en algunos sitios, un poco fangosa, que hay que cruzar con cuidado. Después, de nuevo el camino se abre entre pinares amplios donde el caminar discurre sin mayor dificultad. Llegados a un punto, a los 30 minutos desde el comienzo del recorrido, que fue en el aparcamiento del área recreativa del río Dílar, el camino se convierte en un ascenso montañoso de compleja subida, sobre todo para ir con un bebé en la espalda colgado. Así que decidimos emprender el camino de regreso, siendo un buen momento para parar a comer un pequeño bocadillo y tomar un tentempié los mayores.

Tras la pausa, el camino de vuelta al aparcamiento se hizo rápido y por eso, aprovechando que aún quedaba tiempo hasta mediodía, decidimos emprender el camino en el sentido contrario, ascendiendo por la parte más empinada desde el aparcamiento hasta el aula de naturaleza, sin detenernos, hasta subir a la cumbre, desde donde las vistas son espectaculares. Sin duda, un gran colofón para dar por rematada una ruta tranquila y sencilla que con la subida final hicimos más completa y satisfactoria.

Tras dos horas y media andando y unos 6 kilómetros y medio de ruta, volvimos a nuestros coches. Era hora de dar de comer al bebé y de volver a casa. Regresamos satisfechos por nuestra caminata, por lo bien que se habían portado todos los pequeños y sobre todo contentos por haber podido hacer una pequeña caminata para despejarnos. No será la última juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Subir ↑

La escritora vaga

Relatos, reseñas y recetas. Mis pensamientos literarios, concursos e ideas.

Japonismo

Japonismo, tu mejor guía de Japón: viajes, cultura, recetas y más

A MI MANERA

EL BLOG DE MANUEL CERDÀ

Mi objetivo es luminoso

Fotografío cosas..

Enredado en un Sueño

Blog de José Luis López Recio. COMMUNITY MANAGER

hallazgosimprevistos

My view of the world as a teacher and journalist

Vivencias de un Pirata

Afotando por la vida.

palabra de viajera

consejos y experiencias de una viajera reincidente

Fotografiasoltas

Momentos que se foram cruzando com o meu olhar

www.camaraymotxila.com

Blog de viajes y fotografía

Los viajes de Eriel

Blog de viajes en el que encontraréis destinos, itinerarios, tips para llevaros bonitas fotos y actividades. Aquí encontraréis todo lo necesario para ayudaros a organizar vuestro viaje.

Poesía viajera

Párrafos en los que el mundo interior sale a volar

MaravillasdeAndalucia

Hablaremos sobre las maravillas que tenemos en Andalucia. Desde fotos a Eventos.

La NaveNodriza

Relato de un viajecito en familia

Cristina Martín Gayo

Mis aventuras, desventuras, divagaciones y delirios

¡Vaya Diario!

viajes, geografía y cuentos

Un Plan Infinito

“No vayas a creer lo que te cuentan del mundo, ni siquiera esto que te estoy contando, ya te dije que el mundo es incontable” Mario Benedetti

lost in the village

Perderse para encontrar.

La Merienda a las 5

- Lifestyle de una familia numerosa -

QUECOYOTE

La Huella de mi Vida para mi Cachorro

AliAventuras

Las vivencias son más divertidas cuando las cuentas.

A %d blogueros les gusta esto: