Ruta de los bolos

Seguimos con nuestras rutas de agua, que ya van dos este verano, y en esta ocasión hemos hecho la famosa ruta de los bolos de Dúrcal.

Una ruta lineal que transcurre a lo largo de una acequia y después por el río hasta llegar a un punto en el que ya es imposible continuar. Son unos 7 kilómetros que se pueden recorrer en unas 4 horas (ida y vuelta).

Te apetece? Pues vamos allá. Prepara las zapatillas de deporte que se van a mojar y mucho, ponte el bañador y no olvides la crema y la gorra. Hay un primer tramo que se realiza por un carril, justo desde el instituto Valle del Lecrín de Dúrcal, donde tenemos que dejar los coches en los distintos parking habilitados para ello.

Al cabo de unos minutos llegamos a unas escaleras que nos permiten bajar al cauce del río y en ese punto, accedemos a la acequia. Se puede ir por el borde, pero es estrecho y en muchos tramos resbaladizo por el barro mojado de tantos senderistas pasando. Mi recomendación es que no te lo pienses dos veces y te metas directamente en el agua. A ratos cambiando fuera del agua y otros por dentro, el tramo de la acequia es bastante largo.

La ida es en sentido contrario al cauce del agua y se hace pesado avanzar pero puede resultar gratificante. Hacia la mitad, el camino ofrece dos posibilidades.

La acequia se introduce en un túnel excavado en la roca, que desde su inicio no se aprecia la salida, siendo necesario alumbrarse con una linterna. En nuestro caso, con los niños, tuvimos dudas y elegimos continuar por fuera del túnel.

La aventura la reservamos para la vuelta, y vaya experiencia más chula. En el túnel estrecho, por el agua, dentro de la acequia, caminando en fila todos, los niños cantando y haciendo ruido de fantasmas, las risas y la emoción dibujadas en su caras, fue el broche final a la vuelta de una estupenda ruta.

Pero sigamos por donde íbamos… la acequia llega un momento en la que se deja para bajar el río. Nosotros lo hicimos al final del todo, donde el río nos sorprende con la primera cascada.

Desde una altura de varios metros el agua cae formando dos cascadas de distintos tamaños y con los rayos del sol las gotas de agua pulverizadas forman arcoiris que hacen del lugar un rincón de relax para disfrutar.

Continuamos por el río, avanzando entre piedras y algunas pozas, pero sin mayor dificultad. El tramo transcurre por espacios abiertos y sin riesgos. Dónde caminar por el agua se hace entretenido aunque en los últimos metros ya nos vamos impacientando al no llegar a la famosa cascada fin de la ruta.

Unos metros antes, unas grandes rocas en medio del cauce nos indican que estamos cerca y el camino se vuelve un poco más complejo, siendo preciso avanzar con cuidado hasta lograr sortear esas rocas. Una vez hecho este tramo, la cascada y la poza de aguas frías y transparentes nos esperan. Te animas a mojarte?

No tardamos mucho en quitarnos la ropa, subirnos a las rocas dónde cae el agua de la cascada y dejarnos seducir por el lugar. Un pequeño baño en la poza, casi metidos debajo de las rocas, y comer algo de tentempié, antes de emprender de nuevo el regreso.

La bajada del cauce del río se hace más corta que la subida y en pocos minutos estábamos ya de vuelta en la primera cascada, para al poco rato meternos de nuevo en la acequia y con la ilusión y la determinación de esta vez sí, pasar por el largo túnel en la roca, sin salirnos de la acequia. Los niños se lo pasaron en grande y está pequeña aventura añadió si cabe más emoción a la excursión.

Tras 3 horas y media aproximadamente, estábamos de regreso en nuestros vehículos, dispuestos a ponernos ropa seca y limpia y a rematar el día con una cerveza bien fría en la capital granadina. Tocaba reponer fuerzas.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.